Salud y Salvación

Si se pierde la consciencia del pecado, se reduce todo a una dimensión material, y la muerte física aterroriza más que la muerte espiritual. Esperemos que todos, creyentes y no creyentes, puedan recuperar la consciencia de la necesidad de reconocerse humildemente impotentes y pecadores, para poder salvar el alma antes que el cuerpo.

Approfondisci